LECTIO DIVINA DOMINICAL
Cordial saludo:

La Iglesia Universal se reúne hoy en torno a la Eucaristía para celebrar las maravillas de Dios manifestadas en la Inmaculada Concepción de María Santísima. Dios la preparó, colmándola de la Gracia, para ser digna Madre de Jesús, y ella acogió, generosamente, la voluntad del Señor: «hágase en mí según tu palabra». Por eso la celebramos como Inmaculada; pero, también la recordamos, en el contexto del Adviento, como ejemplo de camino hacia Jesús, el Salvador.

La Fiesta de la Inmaculada, no es solamente el gozo porque María fue libre de pecado; es sobre todo y ante todo el gozo, de que María, nuestra Madre, supo y quiso decir sí a la llamada de Dios que la unía a la Cruz de su Hijo Jesús, de la que nacía su libertad del pecado y la nuestra. Esta es la LECTIO DIVINA de la INMACULADA CONCEPCION DE MARIA

Carlos Pabón Cárdenas, CJM.

HOMILIA